En Guatemala, la ausencia de equidad de género entre hombres y mujeres, la triple discriminación: mujer, etnia y economía y, la invisibilización de que son objeto, especialmente las mujeres indígenas de ámbito rural, ha provocado que procesos de desarrollo integral sean lentos y difíciles hasta el momento.

 CEIBA ha identificado las siguientes problemáticas de las mujeres con las que trabaja: 

Condiciones de dependencia vital

·         No poseen recursos propios ni económicos, ni de vivienda ni de tierra.

·         Pocas oportunidades al acceso de trabajo cualificado.

·         Falta de proyectos productivos.

·         Carencia de servicios básicos.

·         Migración de las mujeres de sus lugares de origen a otro.

 

Exclusión y marginación política

·         Falta de formación cívica y política.

·         No existe un porcentaje equitativo de participación de las mujeres en las organizaciones políticas.

·         Existencia de miedos y temores arrastrados de la guerra y la represión, éstos son  una limitación para la documentación y participación cívica de las mujeres.

Condiciones de salud

·         Altos índices de patologías específicamente femeninas que no tienen ninguna atención en las comunidades.

 

Condiciones de escolaridadFotos de mujeres adultas alfabetizando

·         Los índices más altos de analfabetismo los tienen las mujeres.

·         Falta de conocimiento en temas de educación cívica y política.

·         Poca experiencia y desconocimiento de equidad de género.

 

Sujetas a violencia generalizada

·         Miedo a participar por no hablar el español.

·         Temor por la guerra y la represión.

·         Temor a la violencia actual que vive el país.

·         Violencia y acoso sexual dentro y fuera del ámbito familiar.

·         Desinterés a la participación, baja  autoestima.

 Organización y participación ciudadana

·         Desconocimiento de las leyes que facilitan su  documentación como ciudadanas.

·         Falta de apoyo hacía las mujeres para capacitarse y organizarse, prevaleciendo la desigualdad en la participación dentro de las organizaciones comunitarias.

·         Falta de consolidación en la organización de mujeres a nivel local, departamental, regional y nacional.

·         Falta de representantes de organizaciones de mujeres en los espacios políticos.

 Patrones culturales

·         Machismo.

·         Temor a la perdida de poder por parte de los hombres.

·         Valores y creencias que limitan la participación de las mujeres.

·         El sistema patriarcal existente da como resultado leyes y sistemas del país que discriminan y marginan el ejercicio de los derechos humanos de las mujeres y su participación.

·         Discriminación de la mujer en los ámbitos: social, político, cultural, religioso y público.

·         Discriminación de género.

 Participación en espacios de decisión

·         No se toma en cuenta a la mujer en toma de decisiones y aún menos para ocupar cargos relevantes.

·         Poca preparación para desempeñar cargos públicos.

·         Limitada participación de las mujeres para ser candidatas a cargos de elección popular, los puestos de toma de decisiones en la Administración Pública, Poder Judicial, Congreso, Municipalidad, Partidos Políticos.

Baja oportunidad de capacitación y formación

·         Dificultades para la participación en actividades de capacitación, debido a la falta de apoyo de las autoridades, organizaciones y de la familia.

·         Falta de conciencia  social sobre la importancia de la participación de las mujeres y de la igualdad y equidad que debe haber en todos los ámbitos.

·         No hay capacitación, no hay formación cívica y política dirigida a mujeres por parte del estado.

·         No se toman en cuenta los idiomas de las regiones, ni los patrones culturales.

·         Desconocimiento de los derechos de las mujeres.

 

Ámbito jurídico

·         Leyes discriminatorias que limitan la participación equitativa entre hombres y mujeres.

·         Desconocimiento de leyes, tratados, convenios internacionales y acuerdos relacionados con las mujeres.

 Como ya  se afirmó con anterioridad, la problemática de inequidad de las mujeres es sentida por ellas y manifestada en los diferentes diagnósticos. No obstante no es reconocida por los hombres a quienes, les falta sensibilidad respecto al tema de equidad de género. De hecho no está en sus agendas actuales.

 CEIBA, se plantea como un reto el seguimiento del trabajo con mujeres y hombres para que se camine hacia la igualdad de género a largo plazo.

 

Regresar a la pagina principal